fbpx
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cómo enfrentar el miedo a las nuevas tecnologías

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Tiempo de lectura: 5 minutos

Con los años he madurado emocionalmente debido a las experiencias vividas. Y gracias a ello, en los últimos años al mismo tiempo ha aumentado mi comprensión sobre el miedo.  Es una de las emociones básicas más difícil de liberar. Fíjate, el dolor lo lloras, la rabia la gritas. Sin embargo el miedo atrapa silenciosamente tu corazón.

La buena noticia es que dentro de ti esta la llave para liberar ese miedo.

He descubierto que existe un miedo natural y positivo inherente al proceso de vivir y crecer, sirve para protegernos, nos ayuda y nos alerta sobre peligros reales. Por ejemplo cuando vamos a cruzar una calle miramos a ambos lados antes de hacerlo. ¿Verdad? O cada vez que montamos en el coche antes de salir nos colocarnos el cinturón de seguridad.

Además  el miedo también nos lleva a considerar los peligros antes de tomar una decisión importante. Sin ese instinto de supervivencia estaríamos totalmente expuestos al peligro. También existe un miedo irracional es sumamente negativo y es el que experimentamos a través de una serie de imágenes y pensamientos que casi todo el tiempo nos lleva a imaginarnos lo peor que puede suceder en esa situación. Nuestro cerebro es metafórico,  y por ello no distingue de lo real e imaginario. La causa de ese miedo, solo ocurre en nuestra mente.

¿Quieres saber cómo liberarlo?

¡¡¡Estupendo!!!

Podemos aprender a canalizar ese miedo irracional y así no caer presos del temor, angustia. La maravilla es convertir el miedo en aliado de las decisiones que tomemos.  

Vinimos aprender el amor en lugar del temor.

Partiendo de esa premisa, es normar que tengas miedo a las nuevas tecnologías es algo  desconocido y nuevo para ti.  Recuerda ante lo desconocido aparece una alerta de incertidumbre, peligro…

Todo está en movimiento, nada es estático.

Conocí los ordenadores y nuevas tecnologías ya a una edad adulta. Claro que los cambios dan miedo, vértigo, llámalo como quieras cada uno experimenta sensaciones diferentes ante la misma situación. Lo importante es atreverse y aprender. Y te lo dice alguien que ha sido muy miedosa en la vida.  Si a pesar del miedo, atrévete. Algo que aprendí fue a adaptarme a los cambios y avanzar para lograr  propósitos personales y también profesionales. Descubrí el potencial que tenían las nuevas tecnologías y las puse a mi favor.  Te voy a contar como lo hice.

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio.

Charles Darwin

¿Qué nos pasa ante lo desconocido?

Cuando experimentamos temor a lo desconocido llevamos a cabo algunas de las siguientes acciones.  Evitamos aquellas acciones que nos parecen peligrosas o desagradables aunque sean importantes para nosotros, permanecemos inmovilizados ante una situación de peligro en lugar de actuar oportunamente. Mantenemos una actitud de defensa agresiva. Nos criticamos a  nosotros mismos con dureza. Permanecemos atentos a los peligros que pudieran aparecer…Tengo miedo de hacerlo mal.  ¿Y si me equivoco? ¿Y si no soy capaz? ¿Y si hago el ridículo? ¿Y si no lo consigo?  Estos son algunos de los interrogantes que aparecen en nuestra mente. Y que con frecuencia nos paraliza o nos llevan actuar de una forma equivocada. Es más, provocan que: te amargues la vida, pierdas energía vital, abandones tu confianza y quedes sumergida en la pérdida, el fracaso, la ira, el enfado y frustración constante.

Te invito a que le digas NO=Nueva oportunidad “a tus miedos” y atrévete a conocer y aprender nuevas herramientas tecnológicas que están a tu disposición y lograr lo que deseas.

¿Cómo superar ese miedo?

Para conocer y cambiar cualquier sentimiento lo primero que necesitamos es identificarlo, mirarlo de frente y aceptar que está en nosotros. Y así poder pasar a la acción y transformarlo.

A continuación te doy cinco pasos que a mí me han servido. Aplica los que resuenen contigo:

  1. Acepta que tienes miedo, no pasa nada. Simplemente aceptar es el paso para tomar conciencia y un recurso excelente, escribirlos.  Hazte las siguientes preguntas ¿A qué le tengo miedo realmente? ¿Qué es lo que estimula mi miedo? ¿Qué personas conozco que tengan los mismos miedos que yo?   ¿Qué reacciones siento en mi cuerpo cuando tengo miedo? ¿Para qué me sirve este miedo?
  • Pasar a la acción. Es bueno comprobar que a lo largo de tu experiencia el peligro real no es tan grande, ni tal grave como lo imaginamos. Necesitamos llenarnos de valor para enfrentar la situación. Por tanto pregúntate ¿Qué es lo peor que puede pasar? Y prepárate para resolverlo.

Regresa a tu presente confía y espera lo mejor. No dejes pasar el tiempo sin actuar la incertidumbre solo se hará mayor.

  • Escucha tu cuerpo. Si tu respiración se agita puedes regularla. Si tus hombros se tensan puedes relajarlos. Si por un momento el pensamiento automático que sostiene el miedo se dispara puedes detenerlo. ¿Cómo? Conéctate con una canción que te guste y canta o baila.
  • Expresa tu miedo. Busca un lugar cómodo donde puedas expresarte libremente siéntate y coloca un cojín frente a ti. Imagina por un momento ese cojín es el miedo, Háblale, todo lo que sientes. Todo lo que te produce miedo sobre esa situación. Y exprésalo corporalmente, llora si tienes ganas, o deja salir la rabia que experimentas y libera esa energía. Termina la experiencia con algún ejercicio de relajación. O tomando una buena ducha para relajarte.
  • No te exijas tanto. Acepta tu realidad sin esperar alcanzar un ideal de perfección que no existe tienes miedo y ¿Qué? Todos experimentamos miedo a algo. Aunque no lo reconozcamos, es algo natural. Muchas veces el deseo de ser mejor de lo que somos nos impide ver o reconocer nuestras limitaciones para superarlas. Es importante darnos el permiso de reconocer que en algunos momentos sentimos miedo para así poder desarrollar el valor que nos ayude resolverlo. Recuerda que muchas veces el temor existe solo en tu mente.

Te invito a que empieces con una herramienta, algo sencillo y manejable. Póntelo fácil. Encuentra una temática que te guste. Premia los progresos y avances por pequeños que sean. Ponte mini retos. Juega con la herramienta que utilices. Diviértete.

Te comparto algunos de los beneficios que yo he experimentado con las nuevas tecnologías:

  • Me ayuda en la agilidad mental. (memoria, atención y concentración)
  • Acortan las distancias a tan solo un clic puedes disfrutar de cualquier paisaje del mundo.
  • Reuniones virtuales con familiares o de empresa.
  • Conciliar la vida personal con la laboral.
  • Trabajar desde cualquier parte del mundo con una conexión a internet.
  • Aprender no tiene edad. Disfrutar es lo importante.

Todo pasa y no estás solo. Todo sucede como una oportunidad para aprender y crecer. La mayor prueba es la que nos permite superarnos a nosotros mismos y el Universo siempre conspira para ayudarnos.

Atrévete, y me cuentas.

Raquel Íñigo

Raquel Íñigo

Coach personal y entrenadora profesional.

Artículos relacionados

¿Tienes tu propio negocio?

Si es así, podemos ayudarte a dar el salto al mundo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas digitalizar tu negocio?

Diseño Web
Marketing Digtigal

noticias & Promociones

Suscríbete

¡No esperes a que te lo cuenten!

Digitaliza Tu Negocio | Logo

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.